Miércoles, 5 de Octubre de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Isaac Cruces expone en la malagueña Galería Benedito

  • Encanto y belleza del entorno más cercano

    Isaac Cruces realizando una de sus obras
    Isaac Cruces realizando una de sus obras
    Noticias

    Nueva proyección artística del pintor sanroqueño Isaac Cruces. En esta ocasión en la prestigiosa Galería Benedito, en la capital malagueña. Desde el 4 al 29 de septiembre podrá contemplarse una variada muestra titulada “Miscelánea”, basada en paisajes, interiores y bodegones.

    Entre las obras expuestas figura una vista espectacular de Málaga desde la Alcazaba. Su perspectiva tomada desde un punto elevado permite recorrer toda la ciudad hasta perderse en el horizonte.

    Dentro de la temática del paisaje urbano aparecen rincones y detalles arquitectónicos que para la mayoría de los viandantes, inmersos en sus prisas y cavilaciones, pasan desapercibidos.

    Destacan también las escenas de lugares, a los que las ciudades, muchas veces, dan la espalda, puntos situados en los márgenes de carreteras secundarias y playas. No falta la visión romántica del artista, plasmada en las ventanas y puertas de los pueblos blancos ornamentados con macetas.

    Los juegos de luces y sombras entre las columnas y los arcos de los interiores del

    Palacio de la Alcazaba son plasmados por el pintor, con tal sutileza, que los envuelve en una atmósfera serena e íntima. En este sentido, concede al espectador un pacto con el tiempo para percibir la elegancia lírica y refinada de la época nazarí.

    Por su parte, los bodegones expuestos han sido elaborados con objetos de su infancia, juguetes y diversas golosinas. Para ello utiliza un encuadre y una iluminación cenital que favorece la descripción de sus formas y color.

     

    Luz y mirada de un artista





     

    Isaac Cruces, con un dibujo minucioso y una espléndida armonía de color, plasma

    con precisión todo aquello que se anteponga a su caballete. Ya sea la atmósfera de un

    paisaje, la mirada de una persona, el brillo de un objeto o la delicadeza de una planta.

    En opinión del pintor su proceso creativo “es un camino contemplativo y reflexivo. Es un intento por encontrar la esencia y el misterio que la realidad esconde”.

    Esta formulación implica que cada cuadro sea un ejercicio de estudio e investigación.

    Su técnica recuerda a la de los pintores naturalistas del siglo XIX. Sin embargo, el uso que hace del encuadre, el color y la luz se traduce en una obra personal de evidente modernidad.

    Esta mirada personal eleva lo cotidiano a la categoría de arte. Transforma

    paisajes y objetos, que pueden resultar en apariencia vulgares, en imágenes de gran valor estético.

    Este diálogo que establece con la realidad transforma la visión del espectador, descubriéndole el encanto y la belleza de su entorno más cercano.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas