Miércoles, 4 de Agosto de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

La piscina cubierta de San Roque podría abrir a final de marzo

  • Las obras, a punto de concluir

    Las autoridades municipales han visitado las obras en la piscina. Foto: Multimedia
    Las autoridades municipales han visitado las obras en la piscina. Foto: Multimedia
    Noticias

    Las obras en la piscina cubierta de San Roque están próximas a su finalización, de manera que la previsión es que a finales de marzo puedan reabrirse algunas de las instalaciones para estar a pleno rendimiento a lo largo del mes de abril, según el Ayuntamiento.

    Así se lo han trasladado los responsables de la empresa concesionaria, Socofitness, a las autoridades municipales que han realizado hoy una visita de inspección. No sólo se ha mejorado el vaso de la piscina, sino que se han reformado los vestuarios y las salas polivalentes, entre otros trabajos, además de que desde el Ayuntamiento se ha instalado una nueva caldera.

    El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, recordó que las obras comenzaron en mayo de 2020, y está previsto que finalicen en el mes de abril. “De la mano de una empresa de la comarca, de nuevo se va a poner a disposición de los vecinos de San Roque y del Campo de Gibraltar una instalación que han llegado a utilizar picos de más de 2.500 personas”, tanto menores de edad como adultos, así como personas mayores para realizar actividades como gimnasia de mantenimiento.



    Verano Activo La Línea
    Verano Activo La Línea


    “Se ha realizado una reforma importante en el vaso de la piscina, se ha cambiado el falso techo y se han hecho otras mejoras. También se han mejorado dos salas polivalentes en la parte superior, que quizás se conviertan en cuatro, y en la planta baja se han habilitado nuevos espacios de gimnasios. Pero sobre todo se ha realizado una reforma integral de los vestuarios, de manera que se contará con un total de seis, porque se han habilitado dos vestuarios generales, para hombres y mujeres, dos vestuarios para menores de edad y dos vestuarios para personas con discapacidad”, ha anunciado Ruiz Boix.

    “Contamos con una instalación del siglo XXI, accesible para todos y en la que todos van a encontrar esa actividad deportiva que quieran realizar para tener una vida saludable”. Explicó que en la concesión el Ayuntamiento exigía una inversión mínima en las instalaciones de 300.000 euros, si bien “la empresa, aunque todavía no ha cerrado todos los números, la sitúa por encima de los 700.000 euros”.

    “Una inversión que ha sido algo más que una renovación. Creo que es una reforma integral de todo el edificio, y esperamos que para el próximo mes de abril esté a disposición de todos. La empresa quiere incluso a finales de marzo abrir algunas de las zonas al público. Ahora lo que falta es que la situación de la pandemia nos permita hacerlo en el mejor horario posible y recuperar el empleo de los distintos trabajadores que están en situación de ERTE o incluso sumar nuevos empleos a esta instalación deportiva, que va más allá de una piscina”, concluyó el alcalde.




  • Magazine empresarial
    Magazine empresarial