Domingo, 9 de Agosto de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

La Policía Local vigila el cumplimiento de las medidas anti Covid-19 en las playas

  • Fachada de la Jefatura de Policía Local de San Roque
    Fachada de la Jefatura de Policía Local de San Roque
    Noticias

    La Delegación de Seguridad Ciudadana de San Roque ha intensificado la presencia de efectivos de la Policía Local en las playas del municipio, para realizar tareas de vigilancia y hacer cumplir la normativa para evitar contagios de Covid-19.

    Ante la suspensión de las ferias y otras actividades habituales en verano debido a la pandemia, desde el Equipo de Gobierno se ha decidido que los servicios extraordinarios de los agentes pactados para 2020 se realicen prioritariamente en las playas.





    Así lo ha explicado el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, indicando que  “los representantes de la plantilla de la Policía Local y el Equipo de Gobierno habíamos acordado un total de 720 horas de servicios extraordinarios para 2020, de manera que los actos del verano, en especial las ferias, tuvieran la cobertura de seguridad que se requiere. Ante la suspensión de estas actividades por la Covid, hemos decidido trasladar esos servicios a las playas, que es donde se dan en la actualidad las mayores aglomeraciones de personas”.

    “Desde el Ayuntamiento se está haciendo un importante esfuerzo por conjugar el disfrute de nuestras playas con la necesidad de evitar contagios. De hecho, la inversión total en materia de playas supera este año el millón y medio de euros, ya que se han intensificado servicios habituales cada año, como los de limpieza y salvamento, además de que se han puesto en marcha otros nuevos, como la megafonía, la información sobre el estado de las playas a través de Internet o las imágenes en directo, que vamos a poner en marcha en breve”, ha declarado el alcalde.

    Para finaliza, Ruiz Boix añadió que “espero que con la mayor presencia policial en nuestras playas nos sea más fácil hacer cumplir la normativa autonómica para evitar contagios, que reconozco que es difícil llevar a la práctica. Pido a la población en general que use el sentido común y evite situaciones de riesgo, para que nuestros agentes no se vean obligados a actuar y, en su caso, a recurrir a las sanciones”.