Viernes, 1 de Julio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Lalo Macías, la guitarra más esperada del mundo flamenco comarcal

  • Celebrado retorno tras un paréntesis artístico

    Lalo Macías en una de sus actuaciones
    Lalo Macías en una de sus actuaciones
    Noticias

    De las nuevas generaciones quedará en la historia de los tocaores la figura de Eladio Macías Vázquez, Lalo. Cantaor y guitarrista, con tan sólo once años, ilustró con su voz rompedora y de profundo flamenco, una conferencia del escritor Félix Grande. Hoy hay que celebrar que tras un paréntesis su arte pueda ser nuevamente admirado en directo.

    En las pasadas Jornadas Flamencas celebradas en San Roque, que fueron dedicadas a la guitarra, los aficionados tuvieron la oportunidad de disfrutar nuevamente con el talento del tocaor sanroqueño.

    Con catorce años se hizo con el primer premio del concurso de la Peña La Platería, en los cantes de malagueñas y granaínas. La actuación del joven cantaor causó gran sensación y mereció el total reconocimiento de un jurado presidido por el flamencólogo Francisco Vallecillo.

    Luego vinieron otros premios como el de la Peña Silverio, volviendo a intervenir en una conferencia sobre flamenco dentro del Curso de Verano sanroqueño. En esta ocasión, en la edición de 1987, acompañando nuevamente al poeta Félix Grande en una de sus ponencias.





    En 1990 y 1993 concurrió al Certamen-Muestra de La Línea de la Concepción. Asimismo participó en el homenaje de las peñas flamencas de la comarca a Camarón de la Isla, y en el de Fernanda y Bernarda Utrera, celebrado en Algeciras.

    Durante el resto de esa década, Lalo Macías desplegó su talento tanto en el cante como en el toque. Así, lo mismo se le veía actuando junto a figuras como José Menese, Chano Lobato, El Funi, o sus paisanos Paqui Lara y Canela de San Roque, que ofreciendo su guitarra en el acompañamiento.

    En este sentido, el flamencólogo Luis Soler recoge en su libro Flamencos del Campo de Gibraltar: “lo mismo cantaba los cantes de Manuel Torres, de Mojama, que de Antonio Chacón y Mairena, pero no uno, ni dos, casi todos los conocía. Recordamos muy pocos precedentes a esa edad: Pastora Pavón, Manolo Caracol, Camarón de la Isla, entre ellos”.

    Lalo fue apartándose del cante y fijó su arte en la guitarra, donde ha brillado con singular maestría.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas