Jueves, 19 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Marcadores positivos del PSOE en el nuevo año político municipal

  • Favorecido por los resultados y la aguda crisis del PP

    Ruiz Boix, alcalde de San Roque
    Ruiz Boix, alcalde de San Roque
    Noticias

    El año político inicia en San Roque con la clara iniciativa del PSOE y con un Partido Popular -el primero de la oposición- sumido en una profunda crisis, la peor de su historia en la localidad.

    Los buenos resultados de gestión del actual alcalde, Juan Carlos Ruiz Box, le aseguran una segunda parte de mandato sin apenas inquietud y a la espera de dar el “salto” a instituciones superiores. Algo que viene buscando desde hace tiempo y que no ha encontrado oportunidad a pesar de su cambio como aliado incondicional de Susana Díaz y su paso al sector del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

    Lo cierto es que Ruiz Boix presenta mejores credenciales que ningún otro socialista en el Campo de Gibraltar, y prueba de ello es su elección como secretario general del PSOE gaditano.

    Sin embargo, el actual alcalde no ignora que en su organización no siempre se premia al vencedor y buena prueba de ello es que la Mancomunidad de Municipios está presidida por quien perdió las elecciones en Algeciras.

    Tuvo Ruiz Boix que tragarse el sapo y ver que la institución comarcal, a cuyo sostén económico acude puntual el Ayuntamiento que preside, iba a parar a un representante de un Consistorio que no tiene mancomunando importantes servicios públicos.





    Con tres mandatos consecutivos -los dos últimos con mayoría absoluta- el alcalde sanroqueño piensa que es merecedor de otro destino político de mayor alcance, y que otros con menos méritos fueron premiados con la villa y corte, caso de la linense Gema Araujo.

    A pesar de ello, en el ámbito municipal habrá de lidiar con la reciente sentencia sobre la adjudicación del servicio de limpieza y con una cuestión que puede ser altamente perjudicial para las arcas municipales: el tan traído y llevado TG-22. Esto último, aunque es un caso sobrevenido, pues es herencia de un gobierno del PP, en absoluto es una cuestión menor y requerirá de una adecuada gestión en beneficio del interés general.

    En este tema podrá contar el equipo de gobierno con el apoyo de la oposición, incluso del concejal del PIVG, Jesús Mayoral -muy crítico con labor del equipo de gobierno-, especialmente exigente a la hora de que el convenio urbanístico de tiempos del PP, no perjudique al municipio en modo alguno.

    Mayoral se ha constituido en la verdadera oposición, si exceptuamos a Julio Labrador de San Roque sí se Puede. El resto de partidos se hacen presente en contadas ocasiones. El PP -dimitida su pieza principal, Marina García- y en plena pelea interna, se halla descolocado. Por su parte, San Roque 100x100 y Ciudadanos no demuestran una especial actividad.

    De cara a las próximas elecciones locales algunas cosas habrán de dilucidarse. Quién sustituirá a Ruiz Boix, si finalmente consigue dar su ansiado salto. En cuanto al PP tiene por delante la tarea de buscar un candidato creíble que pueda disputar la alcaldía, pero antes tendrá que recomponer su actual situación municipal, muy deteriorada y ausente de liderazgo.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas