Viernes, 18 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Maribel Martínez, una vida dedicada a la educación de adultos

  • Maribel Martínez Moraleda
    Maribel Martínez Moraleda
    Noticias

    La dignificación de la educación de adultos tiene nombres propios en muchos municipios. Maribel Martínez Moraleda es uno de ellos. Ejerciendo esa función de profesora en el centro de San Roque se jubiló hace un año tras una intensa trayectoria profesional.

    Durante sus treinta y tres años de maestra y directora del Centro de Educación Permanente de Adultos Albalate, en San Roque, Maribel Moraleda y sus compañeros realizaron una ingente labor en la superación del analfabetismo funcional de gran número de ciudadanos. 

    Asimismo se trabajó con cientos de actividades sociales, encuentros de adultos provinciales, viajes culturales por la provincia, Andalucía, así como por el resto de España que contribuyeron a superar las secuelas personales que conllevan el analfabetismo cultural.

    Nacida en La Línea, estudió bachillerato en el instituto Menéndez Tolosa. Posteriormente se trasladó a Cádiz para realizar estudios en la Escuela Universitaria del Profesorado Josefina Pascual donde obtuvo el título de maestra.

    Después de terminar sus estudios y tras un par de años ejerciendo como interina por localidades de la Bahía de Cádiz, recaló en Puente Mayorga en 1981, para posteriormente, en diciembre de 1994, establecer su residencia en San Roque casco. Aquí concilió su trabajo con el cuidado y educación de sus cuatro hijos.



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


    En el curso 82/83 trabajó en unos locales cedidos por el Ayuntamiento en Puente Mayorga puestos a disposición de maestros desempleados. 

    En 1983, al objeto de reducir el analfabetismo tanto funcional como cultural, la Junta de Andalucía comenzó un programa de alfabetización. Para ello estableció convenios con los ayuntamientos que así lo desearan. San Roque se acogió desde el primer momento y para tal fin convocó tres plazas entre el profesorado en paro. Maribel obtuvo una de ellas por concurso de méritos, con un trabajo sobre la pedagogía de la liberación de Paulo Freire.

    En los primeros años fue un trabajo duro, encaminado principalmente a atraer a las personas con ese estigma social y constituir los grupos que sirvieran de base para superar el lastre que tanto condenan a las personas analfabetas. Gracias a ello se consolidó el programa de alfabetización de la Junta de Andalucía en el municipio y se pusieron las bases para que la posterior Ley de Educación Permanente de Adultos permitiera a San Roque adaptarse y por tanto beneficiarse del desarrollo de los diversos programas que dicha ley impulsaba, y que tan aceptable desarrollo ha tenido en la localidad.

    En pleno ejercicio profesional, en 1997, la profesora superó el concurso de oposición para continuar en la enseñanza de personas adultas, a la que ha dedicado una buena parte de su vida.

    Distinguida por el Ayuntamiento de San Roque, Maribel Martínez, señala que el mejor reconocimiento es el fruto de su trabajo, a través del servicio público de educación de adultos. “Unos frutos que no hubiesen sido posible sin la aportación de todos mis compañeros”, concluye la profesora.