Lunes, 16 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Miguel Núñez, la pintura como lenguaje de acercamiento al ser humano

  • El pintor Miguel Núñez
    El pintor Miguel Núñez
    Noticias

    Desde niño lo tenía más que claro. “Tuve la suerte de tropezarme con la pintura desde muy muy pequeño, con 3 o 4 años y hasta el momento sigue siendo el lenguaje que mejor me permite expresarme”, proclama el pintor sanroqueño Miguel Núñez Torres. El artista ha logrado situarse de manera notoria en el mundo de las artes plásticas, pasando de promesa a indiscutible realidad.

    Inmerso en un intenso trabajo, desde su base de Sevilla, participa en la muestra “De vuelta” que de forma colectiva se exhibe en Espacio Laraña, en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, bajo la dirección de Jesús Reina Palazón. Una gran oportunidad, pues todos los participantes están posicionados actualmente en el panorama artístico tanto andaluz como a nivel estatal.

    De otro lado, en la galería marbellí Es Arte Gallery mantiene la exposición “De vuelta en la tierra”, que ha obtenido el elogio de la crítica especializada.

    Del mismo modo, otro proyecto en el que se halla desde hace unos meses es el titulado “Panorama”, una academia de arte que el sanroqueño abrió en la capital hispalense, junto a su amigo, socio y también artista Pablo Castañeda.

    El proyecto va más allá de lo que supone una academia al uso, donde se aprende a pintar y dibujar, “sino que además de esto, pretendemos actuar de puente entre la Facultad de Bellas Artes de Sevilla y el propio mundo del arte, extendiendo la mano a jóvenes artistas para que puedan dar visibilidad a su trabajo exponiendo sus obras en nuestra academia”, señala Núñez.

    Una manera de transformar el concepto de pura academia en una galería “sin serlo”, mezclando la obra de estos artistas, con otros reconocidos del panorama nacional. Además, explica el creador, “incidimos individualmente en nuestros alumnos recomendándoles referentes artísticos afines a su trabajo, poniéndolos en contacto con galerías”, indicándoles la mecánica necesaria para presentar sus trabajos.

    También se realizan talleres con artistas reconocidos, haciendo posible que los alumnos conozcan los procesos creativos de los mismos y sus espacios de trabajo. Junto a ello se realizan clases para niños, adultos de nivel básico y avanzado.

    Por otra parte, Miguel Núñez forma parte del novedoso programa dirigido por Fernando Francés. Esta iniciativa, Museo Living, consta de una treintena de apartamentos con los nombres de cada artista que, de manera indefinida, exponen en sus interiores. De esta forma, la obra del joven artista sanroqueño aparece junto a mobiliario de diseñadores como Jean Prouvé, Charlotte Perriand o Pierre Jeanneret. “La idea es que puedes disfrutar alojándote entre obras de arte que también puedes comprar, desde una mesa, muebles o cuadros”, señala.





    Del mismo modo, la obra de Núñez está presente en la exposición permanente Neighbour IV, perteneciente al Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC).

     

    Para entender la obra de un artista

     

    La pintura de Miguel Núñez es figurativa, aclarando “que no pretendo realizar una mimesis de la realidad (no es hiperrealismo) sino una interpretación de la misma”. En ella aparece con frecuencia la escultura clásica, pues “supone la representación del ser humano al nivel más digno”, destaca.

    Al mismo tiempo, “me ayudan a hablar de cuestiones comunes con respecto al arte de la antigüedad, como pueden ser el amor, el estatus o la muerte”, sostiene.  A este respecto, se sirve de ellas “para hablar del ser humano”, bajando las esculturas del pedestal “y posicionándolas en entornos naturales para vivir la experiencia del paisaje”, añade.

    El arte es para el pintor “un medio de expresión y la pintura el lenguaje con el que me siento más cómodo para transmitir mis experiencias, emociones e ideas”.

    Miguel Núñez reconoce que le cuesta hablar de sus emociones y, tal vez, por ello “encuentro en la pintura la forma de ser yo mismo comunicándome de la manera más real posible”.

    Su interés por los grandes no sólo se limita al mundo de las artes plásticas. En esa nómina de referencia se hallan músicos, filósofos o poetas -desaparecidos o actuales- como Velázquez, Baudelaire, Chet Baker, Giorgio De Chirico, Paul Nash, Martin Kippenberger, Neo Rauch, Byung Chul-Han, Markus Lüpertz o Luc Tuymans. Todo un granero de creación cultural que ilumina el conocimiento del pintor para dar pie a la constitución de una obra propia y cada vez más admirada.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas