Viernes, 14 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

El Motor: La importancia de una empresa familiar de más de cien años

  • El Motor II en Pueblo Nuevo de Guadiaro
    El Motor II, en Pueblo Nuevo de Guadiaro
    Noticias

    La tienda El Motor comenzó su andadura en Guadiaro en  el año 1903 -hace 116 años-,  por iniciativa del matrimonio formado por Juan López Granados y Encarnación Lobato Toledo, oriundos de Vélez-Málaga. Él llegó a San Roque como capataz de la Casa Larios y, posteriormente, decidió abrir una tienda dedicada al comercio de lo que en aquella época se conocía como quincalla, dedicada a vender artículos de precio económico relacionado con herramientas, recipientes, aperos, utensilios de latón y para el hogar.  

    En el año 1914, siguiendo su espíritu emprendedor,  construyeron en Guadiaro una fábrica de harinas, a la que  se instaló un motor a gas. Al mismo tiempo, en la tienda, también se comenzó a vender pan y productos de alimentación. Desde entonces al local se le empezó a llamar El Motor, nombre que quedaría a todos los efectos. 

    El negocio era familiar y al fallecimiento del fundador, en 1959, continuó con la tienda su hijo Antonio Lobato y su esposa Rafaela Pérez, trabajando también con ellos su hija María Cristina López Pérez. Aunque el establecimiento se encontraba en Guadiaro, en la calle Tránsito, se abastecía además a  diferentes cortijos de la zona y barriadas limítrofes. En 1980, María Cristina y su esposo Antonio Torres Ayala se hicieron cargo de la tienda, pero enfocándolo a la actividad de ferretería–droguería.





    Guadiaro comenzaba a experimentar un crecimiento importante, pero la mayor parte del mismo se producía alrededor de Sotogrande, urbanización destinada a ser un referente turístico. En esa época, la población autóctona comenzó a establecerse en lo que hoy es Pueblo Nuevo de Guadiaro, zona que estaba diseñada para dar servicio a la citada urbanización. Con su espíritu emprendedor, Cristina y Antonio, tomaron la decisión de ampliar el negocio y, en 1988, se trasladaron a Pueblo Nuevo de Guadiaro, donde se construyó la actual tienda El Motor 2, que supuso una ampliación de 2.000 metros cuadrados, dando un salto cualitativo y cuantitativo.

    Posteriormente, y ya contando cuatro hijos, fueron ampliándose las líneas de negocio hasta culminar con la adquisición de dos naves dedicadas a la construcción y exposición de pavimentos, revestimientos y sanitarios, que ocupan una superficie de 5.000 metros cuadrados.

    En la actualidad, esta empresa familiar está dirigida por los cuatro hijos del matrimonio de María Cristina y Antonio, bisnietos de los fundadores de la incipiente tienda de quincalla.

    En el ámbito social son varias las familias que a lo largo de todos estos años han vivido del empleo de este negocio, contando en la actualidad con 22 empleados fijos, sustentando la economía directa de otras tantas familias y siempre colaborando desde hace muchísimos años con otros colectivos sociales de toda la zona de Guadiaro.




  • Banco de alimentos
    Banco de alimentos