Sábado, 2 de Julio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Novena virtual al Cristo de las Aguas en solicitud de lluvias

  • Rogativas a la imagen desde el siglo XVIII

    Procesión del paso del Calvario (Archivo Multimedia)
    Procesión del paso del Calvario (Archivo Multimedia)
    Noticias

    Hay que estar con los tiempos y así lo han entendido las cofradías sanroqueñas. La Antiquísima y Venerable Hermandad del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz en el Calvario, lleva a cabo una novena online en rogativa hacia la imagen que antaño era conocida como Cristo de las Aguas, denominación que va unida al título de esta cofradía con origen gibraltareño.

    Según informó la junta de gobierno se ruega que “por medio de la milagrosa imagen del Santo Cristo de las Aguas”, se afronte “la necesidad de lluvias, para que abastezca nuestros pantanos y para nuestros campos, y de fin a esta sequía que padecemos”.

    Aunque la novena no tiene carácter presencial, se pide a los hermanos de la cofradía y demás devotos del Cristo, se acerquen a la parroquia Santa María la Coronada, al altar mayor donde está presente nuestro Cristo de las Aguas, “para verlo y pedirle por las lluvias tan necesarias”.

    Procedente de Gibraltar, ya en San Roque, en 1717, fue donada a Juan de Silva una capilla para colocar en ella la imagen, donación que no se formalizó hasta 1720. En ese mismo año, el rey ordenó que se hicieran rogativas para librar a la población del cólera que existía en Marsella. Con tal motivo, en la ciudad se organizó una procesión con el Cristo. La misma ciudad acordó la salida de la imagen en solicitud de lluvias, en mayo de 1780.

    Del mismo modo, la epidemia cólera que afectaba a la provincia gaditana, hizo que el domingo 17 de octubre de 1819 se organizase una solemne función religiosa dedicada al patrón San Roque. Un religioso franciscano venido del convento de los Ángeles, de Jimena, fue el encargado del sermón en la parroquia Santa María la Coronada.





    Por la tarde tuvo lugar una procesión que fue acompañada por numerosos vecinos. Las imágenes religiosas portadas fueron las del arcángel San Rafael, María Magdalena, San Sebastián, San José, San Roque, Cristo de la Vera Cruz y Virgen Dolorosa.

    El cronista Lorenzo Valverde escribía: “el clero cantaba las letanías de los santos haciendo intermedios con versos del Miserere acompañados de la música del regimiento de Galicia”.

    Y continuaba: “al subir por la calle de San Felipe iba oscureciendo, con lo que lucían con admiración la multitud de velas encendidas, que por no haber viento, ardían con igualdad. En lo más hondo de la calle dicha, predicó el señor vicario don Manuel Villalba, un sermón cortito, pero instructivo”.

    Atribuyéndosele efectos milagrosos, hizo que en la dura sequía de 1849, volviese a ser sacada la imagen del Cristo, pero en esta ocasión, tan sólo, con las de la Dolorosa y María Magdalena, que también forman parte del misterio del Calvario.

    Lorenzo Valverde recogía que durante el sermón ofrecido en la parroquia por el sacerdote José Piquero, éste exclamaba: “¡Agua, Dios mío!”, lo que era repetido por los asistentes. Al poco comenzó a llover provocando la emoción de muchas mujeres que comenzaron a llorar, organizándose un gran revuelo en el templo.

    Como tal Cristo de las Aguas existía una novena dedicada a la imagen, recogida en un librito que, desgraciadamente, desapareció en el incendio de la sacristía de la parroquia Santa María la Coronada, en 1969.  




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas