Jueves, 2 de Diciembre de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Nublao, artista de múltiples facetas y comprometido con sus raíces

  • Sus dibujos de “gentes de San Roque”, muy seguida en la ciudad

    El artista junto a un relieve de su autoría
    El artista junto a un relieve de su autoría
    Noticias

    Siendo muy pequeño hacía figuritas con las cortezas rojas del queso de bola, que su abuela paterna, Dolores, colocaba en una fina madera, pintada de plata, como un adorno navideño. Juan Jesús Moreno Saborido, Nublao, llevaba en sus genes la capacidad creativa que le ha permitido dominar la escultura y el dibujo.

    Este sanroqueño, reconoce que de aquella manera, como una llamada tomó, a través de los juegos, sus “primeras clases de plástica, junto a su hermano José”. En esa casa de su abuela, inolvidable de la calle La Plata, halló lo que sin querer, tal vez siempre había buscado.

    Allí también conoció el mundo de la historieta, “gracias a unos primos que vivían en Badajoz, y dejaron una serie de cómics en la casa”. Viendo aquellos tebeos del Capitán Trueno, Mortadelo y Filemón y otros de aquel tiempo, sin olvidar unas láminas de Emilio Freixas, se le abrió una puerta a un mundo apasionado, y comenzó a iniciarse en el dibujo.

    Introducido en el conocimiento de la historieta no dejó de admirar a ilustradores como Corben, Frank Frazetta, Will Eisner, Harol Foster, Robert Grumb, Moebios, Carlos Jiménez y, sin duda, al sanroqueño Carlos Pacheco. Y en el campo de la escultura sus grandes maestros siempre han sido Miguel Ángel, Bernini y Rodín, pero también artistas actuales, “que realizan pequeñas y no tan grandes esculturas con polímero y masilla epoxi”.

    A la hora de hablar de los maestros que le han influenciado en esta faceta no duda en citar a Adam Beane, Simón Lee o Roquelaine. En el modelado, Rodín, y en el cómic Richard Corben y Moebius.

    Por encima de todo quería plasmar lo que sentía, lo que del exterior le llegaba y le enriquecía personal y artísticamente. “Me gustaba más dibujar que estudiar y eso se notaba cuando estaba en el colegio. Formando grupo con otros compañeros, conseguimos algunos concursos escolares con redacciones que yo ilustraba”, explica.

    Aunque preveía estudiar hostelería, finalmente decidió que su sitio estaba en la Escuela de Artes y Oficios de Algeciras. Allí estuvo durante cuatro años hasta su marcha al servicio militar.



    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS - ARCGISA
    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS - ARCGISA


    De la etapa en esta escuela recuerda al director Ramos Zambrana -de quien guarda un grato recuerdo-, que aunque le suspendía “por no seguir lo académico de dibujar al carbón esculturas de yeso, acabó interesándose por el dibujo que hacía, e incluso me permitió dar una clase de caricaturas, y hasta monté una exposición en el propio centro”.

    Posteriormente, motivos de trabajo le llevaron a Baleares, donde formó familia. En la ciudad balear de Manacor se dio a conocer en la década de los noventa con una muestra colectiva y luego con otra en solitario basada en trabajos en terracota.

    A pesar de vivir fuera, el artista está fuertemente ligado a San Roque, donde se encuentra la mayor parte de su familia y muchos amigos. En la ciudad se le quiere y se le admira. Ese amor y compromiso artístico con su tierra se manifiesta en su obra, donde ocupa un lugar preponderante la colección abierta de personajes populares y conocidos.

    Para su ciudad natal ha realizado los monumentos dedicados al general Lacy, al líder andalucista Blas Infante, al jugador de golf o al pescador de Puente Mayorga. Asimismo, diseñó y realizó trofeos para el Carnaval, para el ámbito deportivo, la copla o la Asociación de la Prensa del Campo de Gibraltar.

    Como dibujante se encargó de hacer los carteles de los carnavales de 2014 y 2019 de San Roque. En el primero recogió a los personajes que más han aportado a estas fiestas en la localidad. Muy esperada fue su exposición sobre “gente del pueblo”, que fue colgada en la sala del Espacio Joven.

    Asimismo, desde Castellar de la Frontera se le encargó el monumento a los Derechos Humanos.

    Actualmente, aparte de continuar con su aplaudida colección de “gente de San Roque”, también trabaja con materiales modelables de diferente tipo, masillas especiales, figuras de papel, y hasta ha practicado con creaciones en la arena.

    Finalmente, sobre su firma artística de Nublao, aclara que “es una forma de acordarme de mi padre y al mismo tiempo aprovechar una palabra corta. Este apodo también lo tenía mi abuelo paterno y mis tíos”.




  • Prolibertas
    Prolibertas