Jueves, 8 de Diciembre de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El PIVG habla de posible ilegalidad en la compra de la Huerta del Valenciano

  • Terrenos de la Huerta del Valenciano, donde iría el nuevo recinto ferial de San Roque.
    Terrenos de la Huerta del Valenciano, donde iría el nuevo recinto ferial de San Roque.
    Noticias

    El PIVG (Partido Independiente del Valle del Guadiaro), cree que la compra del suelo rústico de la Huerta del Valenciano se ha realizado “de forma al menos irregular o posiblemente ilegal”. Estos terrenos ocupan una superficie de 300.811 metros cuadrados, y la situación denunciada no causan sorpresa al portavoz del PIVG, Jesús Mayoral, “porque este ocultismo de una operación de esa trascendencia parece que está siendo lo habitual de este alcalde”.

    El PIVG, añade, “siempre ha optado por el desarrollo ordenado y planificado del municipio de San Roque, de una forma transparente a través del PGOU, que es la forma reglada y habitual del crecimiento urbanístico y es el mecanismo por el que el propio Ayuntamiento obtiene el suelo público necesario y de forma gratuita de todos los espacios para servicios generales”.





    Dice Mayoral que el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, tiene el documento de revisión del PGOU, “por el que el Ayuntamiento ya ha pagado más de millón y medio en servicios técnicos, guardado desde hace siete años en un cajón, haciendo un daño inmenso a algunas barriadas, sobre todo a Guadiaro y San Enrique de Guadiaro, donde ya no tiene suelo público ni para hacer viviendas de protección oficial”.  

    Ahora, “con la disculpa de la obtención de suelo para un nuevo recinto ferial de San Roque, que ya hace años se tenía que haber eliminado del Parque del Ejido, se dedica a comprar suelo rústico para cubrir esta necesidad, pagando 1,450 millones de euros en una operación opaca, cuando estaba previsto su obtención de forma gratuita en la revisión del PGOU, que interesadamente sigue guardando en el cajón”.   

    Concluye Mayoral diciendo que “a la vista de la documentación y con los antecedentes existentes en la revisión del PGOU, se ha realizado una operación vestida aparentemente de legalidad, montando un expediente de licitación pública pero que solamente los propietarios de los terrenos que estaban previstos en el PGOU para esos equipamientos públicos son los que se han podido presentar al concurso para cumplir con los requisitos del pliego de contratación y con irregularidades que en la propia mesa de contratación, uno de los tres vocales ha votado en contra de la admisión de la oferta del único licitador porque no tenía la plena disponibilidad de los terrenos ofertados, sujetos a un compromiso de venta con otros propietarios y por entregar fuera de plazo la documentación de subsanación exigida por la mesa de contratación”.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas