Sábado, 21 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El PIVG pregunta por la situación legal del Cortijo Los Canos

  • Ante las quejas de los vecinos de Pueblo Nuevo

    El Cortijo Los Canos, en Pueblo Nuevo de Guadiaro. Foto: PIVG
    El Cortijo Los Canos, en Pueblo Nuevo de Guadiaro. Foto: PIVG
    Noticias

    El Partido Independiente del Valle del Guadiaro, (PIVG), preguntó en el Pleno de junio sobre las condiciones de aforo, medidas anti covid y cumplimiento de las ordenanzas municipales del Cortijo Los Canos, en Pueblo Nuevo de Guadiaro.

    Según el PIVG, “los vecinos del entorno siguen sin respuesta a la solicitud de documentación solicitada al Ayuntamiento sobre la licencia de apertura que autoriza a utilizar las instalaciones como local de celebraciones y discoteca de verano. Los vecinos están agotando todas las vías posibles para que el equipo de Gobierno cumpla con su deber, elevando sus quejas a otras instituciones supramunicipales, como el Defensor del Pueblo o la Fiscalía que pueda obligar al Ayuntamiento a que atiendan sus demandas”, dice su portavoz, Jesús Mayoral.

    El PIVG, “teniendo conocimiento del comportamiento incomprensible del alcalde y el equipo de Gobierno de no atender a estos vecinos a pesar de haberlo solicitado por escrito, preguntamos en el Pleno de junio a qué se debía esta situación, e hicimos un ruego para que la Policía Local se personase y comprobara todas las medidas COVID y de aforo. Igualmente, que se comprobase el cumplimiento del impacto acústico medio ambiental y contra la salud humana si sobrepasa los límites de decibelios autorizados en las franjas horarias correspondientes, quejas que los vecinos vienen realizando porque perturba su descanso”.





    Añade Mayoral que “en el mes de junio dieron la callada por respuesta, y en el Pleno del mes de julio, cuando tenían que haber llevado por escrito la respuesta a los ruegos y preguntas, respondieron vagamente, diciendo que estaban actuando, que también había quejas al Ayuntamiento por parte de los que están explotando el negocio de ocio”.

    Los vecinos, dicen desde el PIVG, consideran que “todo sigue igual y se encuentran impotentes ante las respuestas que han recibido del responsable del distrito, Óscar Ledesma, que son totalmente inaceptables”.

    Por último, asegura Mayoral que “la Policía Local responde que no se puede personar porque ellos carecen de la formación para usar el sonómetro, que tiene que ser un técnico del Ayuntamiento porque ellos no están autorizados y que, en todo caso, deberían recibir órdenes al respecto. Hemos constatado que la información de la Policía sorprendentemente es veraz. Existe un sonómetro pero el técnico que hacía las mediciones  se ha jubilado y no hay ningún otro responsable para su uso. Esta es la eficacia de este equipo de gobierno. Esperpéntico”.

                  




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas