Sábado, 27 de Noviembre de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Pulgosas, la esperanza de una segunda oportunidad para los perros sin hogar

  • Grupo de voluntario de Pulgosas
    Grupo de voluntario de Pulgosas
    Noticias

    Pulgosas Asociación nació hace cinco años como red de casas de acogida para perros. Hoy, a pesar de las dificultades que impone la obtención de los fondos necesarios, viene realizando una gran labor en la protección de los canes y, algo que es muy importante, en la concienciación ciudadana del respeto hacia los animales.

    Sin ánimo de lucro y con un trabajo voluntario, como explica su presidenta María José Ruiz, “se busca una segunda oportunidad a los perros que por varios motivos se han quedado sin hogar o, incluso, jamás lo han tenido”.

    Los recursos son limitados y se recurre a donaciones puntuales, socios, padrinos, actos y mercadillos solidarios. Todo para atender a los animales que ocupan las instalaciones que la asociación tiene, y que supone unos mil metros cuadrados de terreno.

    Aparte del alquiler hay que afrontar los gastos de luz y agua, así como los derivados de los productos de limpieza, alimentación y veterinario. En verano además se aplica una protección extra contra los parásitos.

    La protectora muestra su agradecimiento al equipo de Veterinaria Quirino, que colabora con su asistencia a un precio muy económico. “Aparte de ser excelentes profesionales, son mejores personas”, destaca la presidenta.



    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS - ARCGISA
    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS - ARCGISA


    Habitualmente hay una media de quince perros en las instalaciones, pues no se puede mantener un número más elevado.

    Venciendo todos esos inconvenientes, Pulgosa logra al año una media de ochenta donaciones, algo que llena de satisfacción a todos sus componentes.

    María José Ruiz se refiere al sistema de financiación: desde cinco euros al mes como socio a lo que se denomina “padrinos”, que ayudan a un perro concreto. El padrino puede asistir a actos acompañados de su apadrinado, y también recibe información sobre la evolución del animal dentro de la protectora, así como de las posibles donaciones.

    Considerando la importancia de las redes sociales, también se ha puesto en marcha la plataforma “teaming”, que permite pequeñas donaciones -un euro mensual-, que agrupados se emplean en determinados proyectos.

    La lista de necesidades de la protectora comprende material de segunda mano que sea reutilizable como ropa usada, toallas un poco desgastadas, mantas y forros polares, collares y correas, medicinas que hayan sobrado o próximas a caducar, productos de limpieza o algún material de construcción. En cuanto a los piensos es preferible que  se entregue el dinero en metálico para poder atender la necesidad en cada caso.

    También se agradecen las visitas a los animales acogidos, pues como señala María José “lo más valioso que podemos regalarle es nuestro tiempo”. Tiempo y entrega regalan este grupo de voluntarios en defensa de los perros más necesitados. Verdaderos amantes de los animales. 




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas