Domingo, 2 de Octubre de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El pulmón natural de la comarca se halla en peligro

  • El acuífero en riesgo de total agotamiento por los pozos ilegales

    El puente y la fuente de la Alhaja, en el Pinar del Rey.
    El puente y la fuente de la Alhaja, en el Pinar del Rey.
    Noticias

    Alarma ecológica en el Pinar del Rey. La centenaria fuente de la Alhaja dejó de fluir y el arroyo corre la misma suerte. La insistente denuncia de los activistas de Verdemar-Ecologistas en Acción ha llevado a la paralización de los pozos que surten de agua a la comarca en tiempos de sequía, pero las extracciones ilegales de plantaciones y fincas, están dando la puntilla al conocido como “Pulmón natural del Campo de Gibraltar”.

    El ecosistema de la zona se ve afectado gravemente. Las pozas de la Alhaja poseen un alto valor ecológico con una fauna piscícola autóctona de gran interés. En sus aguas habita el barbo gitano, la boga del Guadiana y el cachuelo, entre otras especies. La situación afecta también a la vegetación de la ribera, donde una buena parte de su flora se halla protegida por ley. Asimismo, en el arroyo cohabitan determinadas especies de insectos protegidos, cuyas larvas acuáticas dependen en exclusiva de la calidad de las aguas.

    Verdemar lleva desde el mes de junio denunciando la situación -que no es nueva porque dicha asociación viene preocupándose de las capciones ilegales desde hace años- tanto al Ayuntamiento de San Roque como ante la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

    Aparte de pedir una actuación directa contra las captaciones se ha solicitado que se habilite el pozo número 10 para el mantenimiento de las charcas estacionales, su flora y su fauna, dosificando el agua del arroyo. Últimamente se ha instado al Consistorio que mientras se habilita el referido pozo, se emplee un camión cisterna con agua bruta a tal fin.

    Antonio Muñoz, representante de Verdemar, no duda en destacar que el arroyo de la Alhaja, “es el ojo del acuífero del Pinar del Rey”, y añade que las extracciones de agua de los últimos años se han producido en la ladera donde se halla la fuente y en la zona del Albarracín. Ello ha precipitado la actual situación. Una situación que ya venía anticipando el movimiento ecologista, interponiendo denuncias administrativas que, en el momento actual, ha tomado la vía penal.

    Sólo la acción contundente contra las extracciones puede salvar una zona natural de la importancia de este monte. Pozos de hasta ochenta metros de profundidad “han pinchado la hebra del acuífero de la fuente de la Alhaja”, lamenta el ecologista.





    Al mismo tiempo, insiste Muñoz en afrontar la dosificación de agua no clorada a la zona del arroyo y la creación de bebederos para los animales, que están abocados a una muerte segura. Incluso, resalta que si “no actúa el Ayuntamiento, haremos uso del bidón de nuestro vehículo del retén de incendios y colocaremos abrevaderos”.

    Durante la sequía de 1996 se pusieron en funcionamiento la totalidad de los pozos del Pinar del Rey y sin embargo no se secó la fuente. Entonces dispusieron de 44 hectómetros de agua, mientras que en el momento actual sólo se podían utilizar cuatro.

    Otro aspecto que destaca Verdemar es la falta de atención hacia el monte en evitación de incendios. Hace un mes se produjo uno que pudo ser controlado a tiempo.

     

     

    Pie de foto.- Pasarela y fuente de la Alhaja, completamente seca

     




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas