Viernes, 14 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Ruiz Boix acusa a la Junta de intentar bloquear el crecimiento de San Roque

  • Por el Plan Ayala

    El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix
    El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix
    Noticias

    El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha criticado que la Junta de Andalucía intenta bloquear el crecimiento, la creación de empleo y la generación de riqueza en San Roque, además de que no destinar ni un euro de sus presupuestos a la ciudad.

    El alcalde hace estas afirmaciones para criticar el “intento de la Junta de paralizar el Plan Especial de Ayala”, en San Enrique de Guadiaro, que fue aprobado el pasado verano tras años de trabajo. Ruiz Boix considera que “la Junta intenta castigar a San Roque de forma sectaria, con la paralización de este importante proyecto, por estar gobernada por el Partido Socialista”.

    El alcalde no se explica cómo la Junta puede intentar “paralizar, con un contencioso, un proyecto que apuesta por el desarrollo sostenible, el respeto al medio ambiente, de creer en el asentamiento rural y la fijación de población en localidades pequeñas, y de apostar por el mundo del caballo”.

    Se trata de un proyecto para la “creación de minifincas para la explotación caballar, una petición de los empresarios del polo, que tienen a su disposición centenares de caballos y que quieren estar de forma permanente en San Roque. Este proyecto supondrá la creación de empleo y riqueza en el municipio”.

    Dentro del Distrito Equino, el plan prevé la construcción de unas 30 villas de lujo, acompañadas cada una de tres hectáreas para poder atender las necesidades de los caballos.





    Explicó que este plan especial “hubiese permitido contar con un nuevo producto acorde a las demandas de los clubes de polo del mundo que quieren asentarse en la zona del Valle del Guadiaro del municipio de San Roque. Generaría muchos empleos con el asentamiento de grupos de caballos de distintos clubes que necesitan personal para tareas como petiseros, mantenimiento...”.

    “Espero -manifestó Ruiz Boix- que esta situación no se deba únicamente a querer contradecir todas las resoluciones de un gobierno que preside un alcalde socialista. Porque la Junta de Andalucía no se acuerda nunca de San Roque, como ha pasado en los tres documentos de presupuestos que han redactado, y únicamente se acuerdan para tratar de reventar un proyecto de inversión generador de empleo y riqueza”.

    El “Plan Especial para la Declaración de Interés Público en suelo no urbanizarle 'AYALA', sito en Hacienda San Enrique, San Enrique de Guadiaro, y su correspondiente Estudio Ambiental Estratégico, promovidos por Ayala España, SA” se aprobó en el Pleno Ordinario del pasado mes de julio con los votos a favor de 19 de los 20 concejales presentes, contándose sólo con el voto en contra del representante de Adelante San Roque.

    Se trata de unos terrenos de 155 hectáreas de extensión, situados al norte del núcleo de población de San Enrique. El objetivo es el desarrollo de pequeñas explotaciones o minifincas (de 3 hectáreas cada una) vinculadas a la actividad principal para la explotación caballar, hortofrutícola y de secano, así como instalaciones tipo establos y residencial unifamiliar orientadas a la explotación de los terrenos.

    Este proyecto se considera un paso más hacia la implantación del distrito equino, ya que Ayala pretende con el mismo atraer al municipio a los equipos de polo y de otros deportes ecuestres, de manera que su implantación sería a lo largo de todo el año, y no sólo en los meses estivales coincidiendo con las competiciones. Estas minifincas serían sus bases permanentes en la zona, donde criar y entrenar a sus caballos, cuya alimentación se conseguiría de las explotaciones agrícolas situadas en estos mismos terrenos.

    Del millón y medio de metros cuadrados objeto de este plan, 940.000 se destinan a uso agropecuario, a cultivos de regadío y secano. Otros 430.000 metros cuadrados serían para uso ganadero, principalmente explotaciones de carácter equino. Y, finalmente, una muy pequeña porción para la construcción de establos y viviendas unifamiliares ligadas a estas minifincas, de tres hectáreas cada una.




  • Cáritas diocesana Cádiz
    Cáritas diocesana Cádiz