Sábado, 21 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Sigue la crisis del PP de San Roque con la marcha de la edil Caravaca

  • Achaca la actual situación al presidente Aranda

    Mercedes Caravaca en rueda de prensa
    Mercedes Caravaca en rueda de prensa
    Noticias

    La crisis del Partido Popular de San Roque se ha agravado con la dimisión de la concejala Mercedes Caravaca -con anterioridad dimitió la líder del grupo municipal Marina García- hecha pública en el día de hoy. En una comparecencia ante los medios, la hasta ahora edil, ha culpado de la situación que vive la formación conservadora al presidente local Ramón Aranda, al que no ha mencionado por su nombre, pero para el que ha tenido duras palabras.

    Caravaca reconoció que la elección del nuevo presidente fue acogida con ilusión, pero que después de pasar el tiempo el estado del partido ha ido empeorando.

    En este sentido, denunció la inexistencia de información hacia los miembros de la ejecutiva y que la primera reunión de dicho órgano no tuvo lugar hasta los diez meses. La solicitud de información demandada por los componentes de la ejecutiva no encontró otra respuesta que el silencio, explicó la dimisionaria.

    Al hacerse cargo de la portavocía del grupo municipal tras la dimisión de Marina García, indicó que lo hizo con responsabilidad y dignidad, a pesar de que ya se hallaba en  “un equipo roto”.





    A juicio de Mercedes Caravaca, “el actual presidente no sólo ha evitado un ambiente de trabajo pésimo, más bien lo ha fomentado con la falta de claridad y la ambigüedad dentro del grupo”. Para continuar señalando que se había sentido “utilizada y, por supuesto, no arropada por su figura”.

    La edil popular fue más allá y afirmó que “acomodado a su nuevo puesto” -en alusión al nombramiento de Aranda como director del Consorcio de Transportes del Campo de Gibraltar-, no había tenido en cuenta la honestidad hacia él y el trabajo realizado.

    Bajo la actual dirección, continuó, “no se hace política de calle ni oposición”, lamentando no encajar en un grupo que tendría que actuar con unidad y en defensa de los derechos de los ciudadanos. “No me encuentro ni con fuerzas ni con ganas de seguir representando a mi partido en San Roque”, resaltó con tristeza.

    Mercedes Caravaca desveló que un grupo de militantes le había propuesto encabezar una lista al congreso local y que, por otro lado, un partido le había “abierto las puertas”. Lo primero, declaró, “no es mi objetivo”, y de lo segundo, indicó que se sentía del PP “al que me debo y en el que creo”, aunque a nivel local no se dieran las circunstancias propicias

    “La política municipal es un servicio al ciudadano y no una carrera para llegar a otras metas”, proclamó la hasta ahora concejala sanroqueña.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas