Viernes, 1 de Julio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Silvia Núñez, una emprendedora que triunfa con Charol Zapatería

  • “Me he sentido apoyada por mis clientes”

    Silvia Núñez, de Charol
    Silvia Núñez, de Charol
    Noticias

    No es nada fácil emprender y resistir en el pequeño comercio. Sin embargo, hay casos que merecen ser destacados, como Charol Zapatería, que el pasado enero cumplió diez años atendido por Silvia Núñez Domínguez. Aunque el negocio ya existía con otros propietarios, la joven obtuvo el traspaso y tras un pequeño asesoramiento, hoy es una actividad consolidada en la ciudad de San Roque.

    Silvia Núñez reconoce que siempre ha sido una persona inquieta y entre sus metas se hallaba “emprender algo propio, al igual que lo hizo mi padre en su momento”.

    Desde pequeña le apasionaba el mundo del calzado y, en 2012, tuvo la oportunidad de hacer su sueño realidad. “Tener mi propia zapatería en San Roque y poder ofrecer moda, diseño y calidad” explica. Y en todo momento “arropada con las mejores marcas del mercado”, señala la comerciante.

    Así inició lo que denomina su “aventura”. Una aventura que, de entrada, tenía sus dificultades. Para Silvia Núñez la actividad comercial suponía un mundo nuevo, pues anteriormente trabajaba en parcelas muy diferentes: de administrativo y técnico de prevención. “Era un mundo desconocido para mí y mucho más complejo de lo que pueda parecer desde fuera”, manifiesta.

    La consideración que hoy tiene el negocio es resultado de su trabajo y de los productos ofertados. Junto a ello destaca el apoyo recibido año tras año. “Desde el primer día me he sentido súper arropada y apoyada por mis clientes”, declara. Ello hace que continúe trabajando con la misma ilusión del primer día.

    Al referirse a la clientela más asidua, afirma que “con diferencia son las mujeres”. Y en cuanto a la demanda, lo más solicitado suele ser “el calzado de piel, cómodo y que valga tanto para el uso diario como para ir arreglado”.





    Como todos los pequeños negocios también ha sufrido los efectos de la pandemia. “A día de hoy seguimos trabajando para recuperar la normalidad”, señala.

    Aunque le queda mucha vida laboral por delante esta joven empresaria asegura que sus dos hijas tienen otras aspiraciones. La mayor le gusta la rama de sanidad y la pequeña es una amante del deporte. Mientras tanto, la “aventura”, con ilusión y entrega, continúa.

     

     

     

    Foto.- Silvia Núñez




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas