Viernes, 22 de Octubre de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Terceros Juegos Olímpicos del sanroqueño Adrián Gavira

  • Junto a Pablo Herrera en la competición de vóley-playa

    Adrián Gavira, con la bandera que le acompaña en las grandes competiciones
    Adrián Gavira, con la bandera que le acompaña en las grandes competiciones
    Noticias

    El próximo 23 de julio dará comienzo la Olimpiada de Tokio y allí estará nuevamente el sanroqueño Adrián Gavira, formando pareja con el castellonense Pablo Herrera. Todo San Roque y especialmente la barriada de Taraguilla, donde nació y viven sus padres, volverá a estar pendiente de los encuentros de un paisano muy querido, no sólo por su nivel deportivo, también por su valor personal.

    Antes de poner rumbo a Japón, Gavira ha hecho público un mensaje en su cuenta de Facebook y una fotografía portando la bandera de España, a la que se refiere, afirmando que “viene dando la vuelta al Mundo desde el mundial de Roma de 2011 y ha estado, además en otros mundiales, en los Juegos Olímpicos de Londres y Río siempre de la mano de mis padres”.

    Al no contarse con público en los Juegos Olímpicos por motivo la covid-19, el deportista añade que toma “el relevo y me la llevaré para tenerla presente en el cuarto de la villa olímpica para que no se olvide de dónde vengo, a qué tuve que renunciar y que todos estarán ahí empujando”.



    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS - ARCGISA
    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS - ARCGISA


    Con orgullo, Adrián Gavira resalta que “Taraguilla, San Roque, vuelve a estar presente en el mayor evento deportivo del Mundo”.

    El campeón internacional de vóley-playa recuerda que hace 17 años que hubo de apartarse de su familia, de los amigos y de su tierra “para vivir otra vida”. Esfuerzo y renuncia para conseguir ser uno de los grandes deportistas españoles. “Todo esto es recompensado por el simple hecho de hacer lo que me apasiona y vivir el deporte como Sixto Jiménez Galán -el seleccionador nacional- me enseñó, sufriendo en el día a día, siendo constante, disciplinado y entregado”, reconoce el sanroqueño.  Un reconocimiento que hace extensible a su compañero Herrera, con el que compite desde 2009, y al resto del equipo.

    “Lucharemos en Tokio por haceros vibrar a todos y lo único que podemos decir es que lo daremos todo para mostrar nuestra mejor versión”. En San Roque, donde se seguirá muy pendiente y con emoción la participación de la pareja española, se es consciente de que, pase lo que pase, Adrián Gavira ya es un ganador en todos los sentidos.




  • Prolibertas
    Prolibertas