Miércoles, 29 de Junio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Verdemar alerta de la tala de alcornoques centenarios en Sotogrande

  • Los ecologistas protestan por el corte de alcornoques. Foto: Verdemar
    Los ecologistas protestan por el corte de alcornoques. Foto: Verdemar
    Noticias

    Verdemar Ecologistas en Acción ha alertado de que “en Sotogrande se siguen cortando alcornoques centenarios en 2022. San Roque vende en Fitur un paraíso medioambiental que no existe, se está quedando sin playas por las construcciones mal planificadas, siguen las ampliaciones urbanísticas cortando alcornoques centenarios para trocear terrenos y vender apartamentos, que quedarán vacíos en meses”.

    Sotogrande, dicen desde Verdemar, “se ha convertido en un problema ambiental de primer orden. La depuradora se la va a tragar el mar, están desapareciendo las playas al romperse la dinámica del litoral por las construcciones en la costa y con la nueva planificación antrópica van a acabar con el litoral protegido”.





    Recuerdan los ecologistas que “hace unos meses, el temporal se traga literalmente un fortín en el espacio del Parque Natural de Los Alcornocales, en Guadalquitón. Los espigones están erosionando la playa a un  ritmo agigantado, mientras tanto intentan vender playas artificiales mal diseñadas y poco higiénicas”.

    Cientos de alcornoques “se han cortado en los últimos años, alcornoques centenarios. Están fomentando la flora alóctona con la conservación del "plumero de la pampa" (Cortaderia selloana), originario de América del Sur. Esta especie ha invadido el paraje natural del río Guadiaro y el Parque Natural de Los Alcornocales. Se están secando  charcas estacionales del Parque de Los Alcornocales y las dunas están despareciendo. Estos hechos desplazan a la flora autóctona, afectando gravemente a los ecosistemas”.

    Concluyen afirmando que “Sotogrande se va a convertir en un espacio mal urbanizado, con deficiencias ambientales que no van a poder solventar”.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas