Miércoles, 1 de Febrero de 2023
Twitter
Facebook
Youtube

Verdemar pide que se investiguen las captaciones de agua del Pinar

  • Realizadas por la Junta de Andalucía

    El arroyo recupera una pequeña parte del agua
    El arroyo recupera una pequeña parte del agua
    Noticias

    Verdemar Ecologistas en Acción ha solicitado del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) una investigación de las extracciones llevadas a cabo por la Agencia de Medio Ambiente y Agua -Junta de Andalucía- en el acuífero del Pinar del Rey. Para la organización ecologista “pueden ser responsables directas de la pérdida de caudal del arroyo y de la desaparición de especies protegidas”.

    La situación es lamentable y los ecologistas apuntan a que se podría haber infringido el artículo 330 del Código Penal, aplicable a quienes dañen gravemente algún elemento de los espacios naturales protegidos. La desaparición de las especies vulnerables con el secado de las pozas estivales y la propia fuente son “hechos que no han ocurrido nunca”, aseguran.

    A pesar de las lluvias de la primavera y de las captaciones efectuadas en el río Guadiaro, “las extracciones en el Pinar del Rey siguieron funcionando y el arroyo desapareció”, sostiene Verdemar, que ya en el mes de junio pasado denunciaba estas actuaciones sobre los pozos. La fuente de la Alhaja se secó y el arroyo quedó sin caudal (ahora se ha recuperado levemente a partir del denominado Salto de la Burra y hasta pasada la fuente).





    En su petición, Verdemar plantea varios interrogantes: ¿Cuándo se comienza a extraer el agua y de qué pozos?, ¿cuántos hectómetros cúbicos se han sacado y cuántos tenía el acuífero antes de estas operaciones? Asimismo, pregunta por los controles de capacidad y si se han realizado estudios de posibles daños al caudal, flora y fauna del arroyo de la Alhaja. Concluye preguntando si en la actualidad se continúa extrayendo agua del acuífero y el número de pozos utilizados.

    Convencidos del daño causado por la sobreexplotación en el acuífero -dado que el fluido actualmente regenerado se produce al haber disminuido esa captación-, Verdemar no deja a un lado las construcciones ilegales de las cercanas zonas y las plantaciones agrícolas que requieren de gran cantidad de agua.

    Por otro lado, Verdemar -que ha agradecido a los vecinos el esfuerzo transportando agua desde la Fuente María España hasta el arroyo-, ha tranquilizado a los ciudadanos sobre la espuma que se aprecia en el agua que ha comenzado a manar a lo largo de unos 800 metros. Esta espuma se debe a restos de sedimento de los árboles que han caído cuando el arroyo ha permanecido seco en su totalidad.

    En el caso de la fuente, muchos son los vecinos los que vienen mostrando su indignación por la desaparición del caudal de la popular fuente y, aunque es una buena noticia que haya fluido una parte del agua en el cauce del arroyo, la fuente sigue sin vertido.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas